Grupo 2 Aceites y grasas ricos en ácido oleico
 
Junto con una serie de aceites con una elevada proporción natural de ácidos grasos insaturados (como el ácido oleico C18:1), como el aceite de colza, el aceite de cacahuete y, naturalmente, el aceite de oliva, hay también aceites de diferentes semillas creadas específicamente para esta característica. En este grupo de productos incluimos el aceite de girasol alto oleico (rico en ácido oleico), que tiene un 80% de contenido de ácido oleico.
Aceite de macadamia
Anterior

Anterior
Siguiente

Siguiente
Menu

Menu
El aceite de macadamia se obtiene a partir de las semillas maduras de Macadamia ternifolia F. V. Muell. (Protaceae). El aceite es producido por presión (aceite de macadamia prensado en frío) o por presión y/o extracción, antes de ser refinado (aceite de macadamia refinado).

En inglés, la macadamia se conoce también con el nombre de Queensland nut (nuez de Queensland). Como indica su nombre, es nativa de Australia, donde es un alimento básico para la población aborigen. La macadamia se cultivó por primera vez en 1930, en Hawai, y se ha convertido en la única planta de origen australiano que ha adquirido importancia comercial. Actualmente, estos árboles, que provienen originariamente de un área que se extendía desde Queensland hasta New South Wales y que crecen a una altura de 15 m, produciendo de 8 a 15 ovarios por racimo, son cultivados por todo el mundo y sus nueces (caras) se venden por todo el mundo. Los centros más importantes para su cultivo son Australia, Sudáfrica y el estado americano de Hawai.

Después de que se hayan cosechado, las nueces extremadamente duras (contenido de aceite =78%) se rompen utilizando máquinas especiales, y después se hierven o se tostan (si se quiere obtener aceite) y se procesan de nuevo (p.ej. se salan, si las nueces son para la exportación). Actualmente, se venden mayoritariamente las nueces de macadamia puesto que el aceite de macadamia es (todavía) poco popular.

El aceite de macadamia prensado en frío es de color amarillo claro o dorado, con olor y gusto característicos, mientras que el producto refinado es un líquido claro, casi incoloro, amarillo pálido y de viscosidad baja, con un olor característico y un gusto suave. El aceite de macadamia cubre un amplio espectro de ácido graso, desde el ácido mirístico hasta el tetracosanoico, dominado por el ácido oleico (53-67%), ácido palmitoleico (16-24%) y ácido palmítico (8-10%). Los ácidos eicosanoico, eicos-9-enoico-, docosanoico, erucico y tetracosanoico representan de 1-3%. Hasta la fecha, el aceite de macadamia ha sido utilizado en la industria cosmética (cremas hidratantes, ungüentos regeneradores de la piel). Su precio elevado significa que raramente es utilizado como aceite de mesa para aliñar las ensaladas.
Descargas
Aceite de macadamia, prensado en frío
Hojas de Seguridad · Especificación
Aceite de macadamia, refinado
Hojas de Seguridad · Especificación
Aceite de macadamia, refinado DAC
Hojas de Seguridad · Especificación
Comparte
Facebook
Twitter
 



Gustav Heess, SL
Mar del Carib/Av. Vallès
E 08130 Santa Perpètua de Mogoda
P.O. Box 13026 - E 08080 Barcelona
T +34 93 574 86 00
F +34 93 574 86 01
Legal
Twitter
Comparte