Grupo 1 Grasas saturadas
 
En estas grasas, la proporción dominante de los ácidos grasos saturados determina las características del producto: a temperatura ambiente, son sólidas o de consistencia pastosa y muy resistentes a la oxidación.
Manteca de karité
Anterior

Anterior
 
Menu

Menu
La manteca de karité se obtiene presionando y triturando las semillas del árbol de karité (Butyrospermum parkii) mediante presión. El producto resultante entonces se refina. Los productos crudos no se ponen a la venta.

El árbol nudoso de karité crece en las zonas tropicales, ya sean silvestres o cultivadas, hasta una altura de 10-15 m. Localmente, es una fuente importante de grasa. Las principales áreas en las que se cultiva son las regiones de la sabana del Sudán y en las áreas donde crecen los ríos Níger y en la parte alta del Nilo. En su nativa África Central, el árbol representa una fuente importante de grasa, puesto que las palmas de aceite que se cultivan en el Norte y en el Sur no prosperan en estas regiones.

El ovario del árbol de manteca de karité contiene habas del tamaño de un albaricoque de color amarillo-verdoso que contienen una semilla del tamaño de una castaña de indias (semilla). Mientras que los pájaros, los elefantes y los humanos disfrutan comiendo sus habas, la manteca de karité se obtiene de las semillas (que contienen un 34-57% de aceite) que son trituradas o molidas en una prensa mecánica. Anteriormente, la grasa se obtenía triturando las semillas, que se hervían en agua. Entonces, las grasas que flotaban a la superficie eran desnatadas. La manteca de karité cruda tiene un olor acre y desagradable y, por lo tanto, se refina. La manteca de karité refinada tiene un sabor magnífico. Es una grasa sólida, gris-verdosa o blanquecina que contiene aproximadamente cantidades iguales de proporciones ricas en ácido esteárico y oleico, y tiene un olor débil y característico.

La manteca de karité es altamente valorada en sus países de origen como grasa comestible. El producto exportado se utiliza sobre todo en la producción de jabón y velas. La industria cosmética utiliza manteca de karité como grasa sintética para lociones y cremas. En farmacia, la manteca de karité se utiliza para tratar dermatosis, eczemas, quemaduras y quemaduras solares.
Descargas
Manteca de karité refinada
Hojas de Seguridad · Especificación
Manteca de karité refinada orgánica
 · Especificación
Comparte
Facebook
Twitter
 

 

Gustav Heess, SL
Mar del Carib/Av. Vallès
E 08130 Santa Perpètua de Mogoda
P.O. Box 13026 - E 08080 Barcelona
T +34 93 574 86 00
F +34 93 574 86 01
Legal
Twitter
Comparte