Grupo 1 Grasas saturadas
 
En estas grasas, la proporción dominante de los ácidos grasos saturados determina las características del producto: a temperatura ambiente, son sólidas o de consistencia pastosa y muy resistentes a la oxidación.
Aceite de palmiste
Anterior

Anterior
Siguiente

Siguiente
Menu

Menu
El aceite de palmiste (aceite de palmiste crudo) se obtiene exprimiendo palmistes (Elaeis guineensis L.). Sin embargo, como norma general, se obtiene exprimiendo y extrayendo las semillas, y posteriormente el producto se refina (aceite de palmiste refinado).

El aceite de palmiste es una de las plantas oleaginosas más importantes. Probablemente se originó en regiones tropicales, en el lado este de América y en África Occidental. Hay pruebas de que la gente que vivía en África Occidental y Central elaboraba aceite de este fruto ya en el siglo XV. Las primeras referencias del aceite de palmiste llegaron a Europa por primera vez en 1443, de manos del navegante portugués, Gil Eannes. Primero, el aceite fue importado a Europa en 1850, para satisfacer las necesidades de grasa en una población creciente. La invención de la margarina en 1869, junto con un aumento continuo del uso de las grasas vegetales, incitó un crecimiento en la demanda. Esto condujo al cultivo del palmiste, que actualmente crece en regiones tropicales, por todo el mundo.

Estas plantas crecen a una altura de aprox. 20 m y florecen a temperaturas de 24-27°C. No dan fruto en los primeros 4 años, y después producen aprox. 50 frutos. Las áreas principales en las que actualmente se cultiva son: África Occidental, Indonesia, Malasia, Filipinas, Brasil y Colombia. La cosecha empieza cuando el fruto empieza a desprenderse de los racimos de fruta. Entonces, estos racimos se abren con cuchillos. Cada uno de ellos contiene más de 2.000 piezas de fruta, con una base dura rodeada de pulpa blanda. El aceite de palmiste se obtiene de la semilla carnosa y el aceite de palma de la pulpa de la que se le ha eliminado la semilla.

A diferencia de las semillas carnosas, las semillas de la palma (palmistes) son extremadamente duras (lo que las convierte en aptas para el almacenaje), lo que significa que no es necesario extraer el aceite en el mismo lugar donde se cosecha. El contenido de aceite es entre un 46-53% y el aceite se obtiene -una vez que el producto se ha secado, desmenuzado y acondicionado- mediante presión o descamación y extracción. A temperatura ambiente, el aceite de palmiste crudo (o grasa, dependiendo de la temperatura) es sólido, de color amarillento-marrón y tiene un olor y gusto característicos. Una vez se ha refinado, se convierte en una aceite de semilla blanco-amarillento con un sabor típicamente neutro y agradable. El aceite es elevadamente saturado, con énfasis en el ácido láurico (80%), lo que lo hace fundamentalmente diferente del aceite de palma. El aceite de palmiste, de hecho, tiene una mayor semejanza al aceite de coco.

El aceite de palmiste se utiliza en la producción de margarina y de jabones de procesos en frío, y también en la industria cosmética. En la industria del aluminio, el aceite de palmiste se utiliza como grasa en los procesos embutición profunda para cubiertas de protección de aluminio. En el sector alimentario, el aceite de palmiste se utiliza para cocinar y para cocinar al horno.
Descargas
Aceite de palmiste, crudo
Hojas de Seguridad · Especificación
Aceite de palmiste, refinado
Hojas de Seguridad · Especificación
Aceite de palmiste, hidrogenado e interesterificado
Hojas de Seguridad · Especificación
Aceite de palmiste, hidrogenado
 · Especificación
Aceite de Palmiste semirrefinado
Hojas de Seguridad · Especificación
Comparte
Facebook
Twitter
 



Gustav Heess, SL
Mar del Carib/Av. Vallès
E 08130 Santa Perpètua de Mogoda
P.O. Box 13026 - E 08080 Barcelona
T +34 93 574 86 00
F +34 93 574 86 01
Legal
Twitter
Comparte